EXPOLIT 2015… para Reflexionar

Expolit es una feria de exposición de literatura y música Cristiana. Un evento local de Miami pero multicultural e Internacional al mismo tiempo en el cual se reúne mucha gente de todos lados. Multicultural con diversidades de rostros. Rostros de diferentes nacionalidades, alegres, tristes, ansiosos, gozosos. Me hizo recordar el pasaje de 2da de Reyes 5:1-15

Me hizo volver atrás donde el general del Ejercito, el general Naaman, era leproso. Me hizo analizar la sierva o vulgarmente “la criada”, muchacha cautiva del Pueblo de Israel que fue llevada a trabajar en dicha casa y nada mas y nada menos que para la esposa del general!

Aquí encontramos dos tipos de personas y prácticamente pude dividir los rostros que vi en estos dos. Algunos como la criada de la esposa del general, bondadosos, relajados sin resentimiento ni dolor y llenos de compasión y ternura. Lo cierto es que también hay otros que muestran preocupación, envidia, orgullo, altivez, ansiosos, estresados.

Vamos a indagar un poco en la sierva de Naaman. A una temprana edad en su adolescencia fue tomada cautiva de su pueblo y llevada a otra ciudad, costumbre y lenguaje para simplemente ser una esclava y sirvienta en la casa del General leproso Naaman. El cual había atacado al Ejercito Israelita varias veces. Esta muchacha fue la responsable por la bendición que llego a la vida del General Naaman. Sin embargo lo que me llama la atención es que a pesar de los golpes en la vida por la cual esta chica atravesó, no titubeo en dejarle saber a la esposa del General que había un hombre de Dios que le podía sanar de su lepra. Escogió ser bondadosa y amable y no retener la bendición.

Ahora ven conmigo a contemplar al General Naaman. Sabemos que detrás de su alto rango y numerosas victorias, se escondía un espíritu orgulloso y altivo. Cuando el profeta Eliseo le presento la oportunidad de ser sano de su enfermedad, la lepra, el se enfureció! Pues si lees las escrituras, el Profeta Eliseo le pidió que se bañase 7 veces en el rio Jordán y así seria limpio de su lepra. Ah, pero como un distinguido General de un ejercito victorioso y de alta estima a su señor se iba a bañar en uno de los ríos de agua mas sucia y turbulenta? Ni quiera Dios! Ni pensarlo! Estaría en boca de todos su reputación de tantos años. Su presencia empañada por esta aparente “bajeza”. Naaman tendría que aprender a ser humilde y desechar toda altivez y rango por lograr su sanidad.

Mi pregunta hacia ti que lees esto es… en cual de los dos te vez tu? Vamos, cada uno de nosotros conocemos nuestro interior. Seamos honestos con nosotros mismos. En cual de los te ve la gente? Detente… piensa…

Ahora, en cual de los dos te encuentra Dios? Te hallara en el carácter de la sierva? O tendrá que enviarte a sumergir en el Jordán?

Lo bueno y positivo de este blog es que al final, Naaman lucho contra su soberbia y escogió…si, escogió sumergirse en las aguas sucias pero encontró su sanidad. Se que todos tenemos momentos así y estamos lejos de la perfección. Pero al transitar por nuestro caminar en la vida y especialmente como Cristianos, que nos se nos olvide la humildad y amabilidad. A pesar de nuestros logros, de los escalones que vamos subiendo, de las promociones que Dios nos da, que siempre recordemos sumergirnos en el Jordán. Después de todo con lepra no se nos acercaran mucha gente, al final de la batalla, nos quedaríamos amargados y solos.

Escoge tu y reflexiona… que tu rostro y tus acciones reflejen las aguas limpias que corren de tu interior…

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *